miércoles, 16 de febrero de 2011

De vuelta las flores - Precuela

-Maldito idiota. ¿Por qué no lo revisa él mismo, el muy infeliz? ¿Cuantas veces le avisé que ese embarque iba a llegar mal? Forro de mierda, claro, total el boludo lo único que sabe hacer es lamerle el culo al jefe: "si si, claro señor, como no, yo me encargo, señor" y como por arte de magia me tira el muerto a mi. La concha de su madre, hijo de mil putas...mirá la hora que es...

Martínez circula por la autopista a gran velocidad. La radio suena a un volumen bajo, un locutor reporta una tediosa lista de calles y avenidas con dificultades de tránsito. Martínez no lo escucha. Está ofuscado. Hace más de tres horas que debía haber salido de la oficina, pero tuvo que quedarse por orden de su jefe para recibir el dichoso embarque. El auto de adelante frena bruscamente. Rápidamente se conforma un embotellamiento de tránsito. Algo ha sucedido más adelante. Con fastidio, Martínez golpea el volante y reanuda su monólogo.

- ¿Y este pelotudo de adelante qué hace?- Suena con estridencia la bocina de Martínez, que ahora vocifera- ¡Avanzá, mamerto! ¿No ves? ¿No te digo?...¡La puta que te parió! !Te están pasando todos, imbécil!

Martínez toma el volante con las dos manos y con un brusco movimiento  gira el volante. Arranca con imprudencia y pasa por la izquierda a milímetros del auto de adelante. Se oye la inconfundible frenada de un camión de proporciones en el carril que ahora obstruye el vehículo de Martinez. La reacción no se hace esperar. Los insultos del camionero apenas son opacados por los bocinazos de varios otros conductores. Martinez devuelve los insultos a voz en cuello. El camionero decide pasar a la acción. Baja del camión empuñando un modesto pero convincente palo cuya finalidad es, con seguridad, servir al chofer del camión para verificar la presión de los neumáticos. Sólo que en esta ocasión, el chofer descubre que es muy útil para probar la insuficiente resistencia de los faros delanteros del automóvil de Martínez al impacto.

-Pero la rep...¿qué hacés la...?

Martínez queda mudo ante la elocuencia del gesto del camionero, que blande su garrote contra la palma de su mano al ritmo de algún son inaudible.

Martínez sube la ventanilla y traba las puertas, enmudecido, rumiando su rabia hasta que llega a su casa. Atraviesa el portón, haciendo crujir cada baldosa bajo sus pies.


-¿Qué? ¿Que falta para la cena? ¿Vengo del trabajo y la señora no tiene la cena lista?



Continuación en La burbuja bruja

21 comentarios:

  1. Buena primera parte y duro final el de A.R.N.
    Abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Viejex:
    Está bueno. Me gustó el recurso del relato dividido.
    Pero, (de rompebolas lo mío) dos cositas:
    ARN tendría que tener un aviso (al principio de su texto de ella) que remita al suyo de usté.
    Y, en el último párrafo, el "que" de la segunda pregunta no lleva acento, ya que como usted lo escribió pareciera que inquiriera sobre cuanto tiempo falta, en lugar de sugerir que se asombra de la respuesta de la jermu.
    Lo dicho, de rompebolas.
    Abrazo viril y peronista para usted.

    ResponderEliminar
  3. Vamos Tigre, carajo!! Ambos dos hicieron un buen trabajo.

    ResponderEliminar
  4. Carugo: Gracias, amigo. Que hace leyendo esto? No estaba por embarcarse?

    Adenoz: Tiene usted razón en lo del acento. Ahora lo corrijo. El link de la señora A.R.N. falta porque no fue un asunto premeditado entre los dos. Esta tarde al leer su artículo me inspiró éste. Abrazo viril y un poco gorila (no mucho) de mi parte.

    Dany: Muchas gracias, querido.

    ResponderEliminar
  5. Me subleva la costumbre ésa de ciertos maridos de reclamar la cena porqeu el señor viene de trabajar caliente por una cosa que no tiene nada que ver ( quilombos de laburo)con la hora de la cena en sí misma.


    Perdón, me quedé pegada a eso, es mi costado femenino uqe cada tanto se zafa.

    besos

    ResponderEliminar
  6. Ya me sonaba el título. Muy buena la onda de la precuela.
    Me alegro de que haya azotado a la entropía.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Me da la sensación de que la manera de preguntar por la cena del Sr. Martinez denota más temor hacia su mujer que el que le inspiró el camionero...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Pero pero pero Martiiiiinneeezzz!!! qué carácter querido!
    Me temo que alguna vez le van a tirar en la cara "si querés la cena a tiempo preparátelá vos, pero no vengas a agarrártelá conmigo!!!" y se la va a tener que masticar.
    Oh sí!

    ResponderEliminar
  9. su martinez es una monada, un especimen que deberia estar en cautiverio.
    saludoxxx

    ResponderEliminar
  10. Mona Loca: A todos nos subleva, me parece. No se disculpe. Más besos

    Sir Lothar Mambetta: Muchas gracias. Retribuyo el abrazo.

    Elvis: Esta usted errado de medio a medio, mi viejo. Lea la continuación, hágame caso.

    eMe: Creo que efectivamente, algo de eso le va a pasar. Será justicia.

    Gaucho Santillán: Muchas gracias! Vaya otro abrazo.

    A.R.N.: Muy sutil lo suyo.

    P/D: Fíjese que le envié un mail por línea privada

    ResponderEliminar
  11. Justamente ayer fui ese camionero. En sentido figurado, digo, y con mas ventaja aún. Venía caminando de un partido de basket, cansado, transpirado y con residuos de adrenalina en la sangre cuando 2 mocosos me dicen algo asi como: "Anda, qué te comiste, a Jordan?" A lo cual le respondo con una grosería y amague de salir corriendo en su dirección para algo nada bueno para ellos. Por supuesto que entraron a su casa rajando y todo quedó alli. Y a mi me quedó un gustito bravucón que ni le cuento.
    Un abrazo Don Viejex, que le sea leve.

    ResponderEliminar
  12. vengo de casa de A.R.N.
    muy buena primera parte de relato...fuckin' martínez...


    beso*

    ResponderEliminar
  13. Shimmy: ¿qué? ¿se comió a Jordan y a Tyson juntos?

    Rayuela: Muchas gracias.

    ResponderEliminar
  14. Muy bueno lo suyo. Me parece tan sutil y además cuando lees la segunda parte queda redondito y real, lamentablemente real.

    ResponderEliminar
  15. Beto: Quizás el epílogo se ponga un poco fantástico, quien sabe. Gracias por el comentario.

    P/D: Oiga! vaya y déjele un comentario a ARN, que es la que escribió la que ahora parece la segunda parte pero que en realidad fue la punta de este ovillo.

    Abrazo

    ResponderEliminar
  16. Tu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

    me respondes a munekitacat19@hotmail.com

    besoss

    Catherine

    ResponderEliminar
  17. bueno, tarde pero seguro, no me habia dado cuenta de esta historia escrita de a dos con la Bruji, de cualquier manera está genial, muy buenas ambas partes

    ResponderEliminar
  18. Tiene razón, me equivoqué de medio a fin. Son pocas las situaciones que no puedo describir con palabras los sentimientos que me ocasionan y la relatada es una de ellas...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  19. Lei primero el cuento de ARN, pero ahora entiendo el personaje macabro que estas creando.
    Típico golpeador!

    ResponderEliminar
  20. Felicitaciones por el buen trabajo que realizaron con A.R.N.
    Por un lado me gusta el modo en que abordaron el tema. por el otro creo que este tipo de experiencias y esta forma de compartir es muy creativa y fortalece la blogósfera.
    Un beso.

    ResponderEliminar

Diga algo, ¡por favor! No puedo creer que con estas zonzeras haya perdido el habla, lector.

Le gustó? Lo siento. Quizás tenga mas suerte con otros artículos. Aunque lo más probable es que no.

Related Posts with Thumbnails