lunes, 15 de marzo de 2010

Cambios

Era una porquería de persona.
Era despreciado por la enorme mayoría de nosotros. El resto, una minoría ridícula, lo ignoraba.
Arrogante, fanfarrón, envidioso, cizañero, insidioso, traicionero, roñoso, y todos las palabras descalificadoras terminadas en "ero" y "oso" que se le puedan ocurrir, se le aplicaban como un traje a medida.

Por eso, verlo después de tanto tiempo tan cambiado me reconfortó. Porque aunque todos cambiamos, un cambio como el que vi en él no se ve todos los días. Verlo así me inundó de paz, me reconcilió con la vida.

Lo encontré atendiendo un estacionamiento mugroso. Está avejentado, muy avejentado, gordo, con manchas en la piel, tiene un notorio tic nervioso por el que parpadea cada cinco segundos, se dejó la barba -que le crece muy despareja- y no estoy seguro pero me pareció advertir que cojea de su pierna derecha.

No, ni lo saludé. Simulé no reconocerlo.


UPDATE: Gracias, Adenoz.

48 comentarios:

  1. Y seguramente ahora sufre "sindrome de colon irritable", sea.
    ¿Quien es?

    Sacale una foto y lo ponemos de empleado dle mes de Marzo.

    CHEEEE!!.

    ResponderEliminar
  2. No se crea. Él sigue siendo el mismo. Armó todo ese escenario paea que usted ni siquiera lo salude y se sienta mal...

    ResponderEliminar
  3. Tu post me viene muy bien para este lunes que me está tocando, lo imprimo y me lo cuelgo de los anteojos.

    ResponderEliminar
  4. A ver.
    Si lo reconfortó verlo hecho moco, qué mejor que saludarlo, diciéndole: "Uy, loco, estás hecho mierda".
    Porque lo de "simulé no reconocerlo", me sonó a medio gonca lo suyo.
    Sevemo.

    ResponderEliminar
  5. Griego, Carugo, Adenoz: La historia está inspirada en algo que escuché en el tren, no se de quien hablaban.

    Dolores: No sé como eso pueda ayudarle, pero adelante!

    ResponderEliminar
  6. ¿Y por qué se privó de reconocerlo?

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Yo lo hubiera saludado igual, y mientras le daba la mano le decía "estás hecho mierda!"

    A mi amiga Martita le pasó, un horror...!!!

    ResponderEliminar
  8. Su adjetivación me hizo recordar un trabajo de Fernando Vallejo que no dejo de citar cada vez que puedo pues, pese al pleonasmo y a la exagerada elocuencia del autor, ese texto siempre tiene la virtud de venir al caso.

    Le dejo la cita para darle ideas con los adjetivos: http://www.youtube.com/watch?v=CjM5PKlIQNc

    ResponderEliminar
  9. Para mi no cambio nada, sólo el Karma que se cobro lo suyo....

    No hay que temerle a la vida sino a como la terminaremos.

    ResponderEliminar
  10. Estuve hablando con el señor en cuestión, me informa lo siguiente:

    1.- El estacionamiento es mio y me estoy forrando en guita alquilando los lugares.

    2.- No estoy tan avejentado, quizas era la mala luz que hay en el garage.

    3.- Estoy gordito, eso sí, es la buena vida.

    4.- Ayer me afeité.

    5.- No era un tic nervioso. Estaba haciéndole guiñadas ¿adivine a la mujer de quién?

    ResponderEliminar
  11. La simulación, a veces, es un acto de piedad.
    Y como dijo Anavril, karma... ni más, ni menos.
    Si tuviera que elegir, prefiero que me odien antes que me desprecien. Qué se yo, en las novelas el odio siempre termina en una terrible estampada contra la pared.
    Pobre señor. Me da pena. Sea quien sea.

    ResponderEliminar
  12. Me recuerda a la canción "Osvaldo" de Árbol (banda que, por cierto, no me gusta)

    Qué casualidad, yo también anduve hablando de cambios

    ResponderEliminar
  13. Yoni, eMe: Fíjense lo respondido antes al griego, a Carugo y a Adenoz...me parece que voy a tener que escribir una segunda versión.

    Flenning: interesante.

    Anavril: Om

    ¡Jotapé!: Oh!

    Jazmin: No haga tanto caso de las novelas!

    Galán: Fíjese que hay mas casualidades por ahí. Algo que ver con una decisión y una enfermedad. Lei la letra de Osvaldo, ahora entendí de que me habla.

    ResponderEliminar
  14. No me importa nada. Me encapriché y el digo, YO LO HUBIERA SALUDADO IGUAL. A cualquiera, se para y saluda, qué tanto... ;)

    ResponderEliminar
  15. veras pasar el cadaver de tu enemigo....

    ResponderEliminar
  16. JA! Pero bien que le hiciste el escaneo de lo peorcito, para contarlo después acá.
    Despues dicen que las mujeres critican, lengua venenosa y no se cuantas cosas mas.

    JA!

    ResponderEliminar
  17. eMe: encaprichese todo lo que quiera pero no me grite. No sea así conmigo, que yo la trato con respeto. Casi diría como a un ser humano.

    Briks: exacto.

    Rubia arrepentida: vea, sólo escuche un par de críticas a un ausente, ni siquiera sé en que terminó. El resto me lo imaginé incorporando a uno que me imagino que debe estar así hoy en día. O mejor dicho, que me gustaría encontrármelo así uno de estos días. Me debo estar afeminando, nomás.

    ResponderEliminar
  18. A mi me reconfortaría en un principio, pero después me daría un poco de lástima...

    ResponderEliminar
  19. Bueno...si fuera real, no me diga que se privaría del placer de ver cómo las cosas se pagan en esta vida.

    Porque yo creo eso, sabe?

    ResponderEliminar
  20. eMe: me ha dado la razón??!!Guau!!

    Ramiro: Es usted demasiado bueno. O desconoce lo que es sentir rencor.

    Mona: Creo que me privaría de la confirmación, con la observación me bastaría. Para que exponerme a que me conteste algo como lo que le atribuye JotaPé?

    ResponderEliminar
  21. Los cambios no siemrpe son buenos, se ve que a este hombre de su historia no se le paso la vida, la vida le paso por encima.
    En fin veremos como sigue.

    sigue ?

    ResponderEliminar
  22. Antes de escribir el próximo post, mandanos un mail a cada uno para explicarnos de que va el tema.

    O sino, ya sé! Una boludez, como no se me ocurrió antes?!
    Ponele, al final del post, así:
    (La historia está inspirada en algo que escuché en el tren, no se de quien hablaban)

    De nada.

    ResponderEliminar
  23. Flaco: No, no sigue.

    Adenoz: Ufa. La idea era que el lector pensara que lo que reconfortaba al relator fuera la idea - sugerida, implícita- de que el tipo haya cambiado, pero en realidad sorprenderlo (al lector) con la descripción cargada de rencor del autor, para que de esa manera...en serio quiere que siga?

    ResponderEliminar
  24. Se entiende la idea. Está perfecta.
    Debe haber fallado algún tipo de puntuación, ya que, como en este ámbito, leemos a las apuradas, el guiño pasó inadvertido.
    Quizás (quizás) si en lugar de los dos puntos después de "reconfortó" pusieras un punto y aparte, tal vez pueda crearse la pausa necesaria para interpretar un cambio en la expresión, de supuesto reconciliado con la vida a un rencoroso insufrible.

    Pero repito, está buena la idea.

    ResponderEliminar
  25. Ahi está. Gracias, realmente hacia falta esa pausa.

    ResponderEliminar
  26. Es como dicen: lo único que supera al logro propio es la desgracia ajena... o algo así

    ResponderEliminar
  27. Los tics no vienen solos, compañero. Seguramente, también se garca cuando guiña el ojo. UAP, mi socio.

    ResponderEliminar
  28. Un campeón parando la oreja en el tren, yo lo hago mucho y me entretengo conlas conversaciones ajenas... Un saludo

    ResponderEliminar
  29. Cuello: Desearle el mal al prójimo está muy mal, ser rencoroso esta muy mal, pero ¿quien dice que queremos ser perfectos?... o algo así

    Amperio: UAP, flashgordon. un gusto que pase por el boliche. Sírvase lo que quiera, yo pago.

    Capitán Beto: no pude evitarlo, no es de chusma. Es que no tengo parpados en los oídos, ud sabe...

    ResponderEliminar
  30. Ah, usted es de los que se quedan escuchando conversaciones ajenas. Yo suelo hacer lo mismo.

    Yo no suelo reirme de la desgracia ajena.
    Bah... sí... pero sólo puertas adentro. je

    ResponderEliminar
  31. Simplemente digo que coincido con Mona ... todo se paga, o todo se vuelve, como quiera y le aseguro que generalmente ... ES ASI.

    ResponderEliminar
  32. que lindo encontrar a la gente q una detesta sumida en la peor de las miserias...
    Y mas lindo suele ser cuando a la miseria la provocó una misma, claro
    =)

    ResponderEliminar
  33. WaitMan: Apenas escuche un par de cositas porque fue inevitable, no sea exagerado. Además no es chusmerío, es investigación.

    Marina: Todo vuelve. Y todo pasa. Y todo queda. Que inconstante es todo!

    Zeithgeist: Usted si sabe apreciar la belleza de las bajezas humanas. Cada vez me cae más simpática.

    ResponderEliminar
  34. Cambio? Cambio juez!
    Corta que me tiro el aductor...

    ResponderEliminar
  35. Menos mal que no dijo que también se había quedado pelado.

    ResponderEliminar
  36. El karma se paga en vida mi viejo.

    De seguro ya no se le para también.

    Cordial saludo.

    ResponderEliminar
  37. ya lei que fue un dialogo al pasar en el tren... y me quedé pensando, el que se hizo el que no lo conoció...cagón tambien, no???
    a ver si me relacionan con esta chusma???...o por no tener que mentir algun comentario?
    o que no se le viera el placer en la cara, de disfrutar la desgracia ajena?
    que habrá sido?

    ResponderEliminar
  38. http://cordurainsana.blogspot.com/

    Las idioteces que a uno se le puede llegar a ocurrir cuando esta al pedo a las 3 de la madrugada

    ResponderEliminar
  39. Blas A. Giunta: que se mejore, mi viejo.

    Bugman: Menos mal...

    Actio Damni Infecti: Que karma jodido el suyo...

    nadasepierde: el cobarde jamás se reconoce como tal. Nosotros nos definimos "prudentes"

    Martín: Ajá. Pero que tiene que ver con este artículo, papi?

    Don Ramón: Epa! era usted? Sabe que le queda bien haber subido de peso? estaba demasiado flaco antes!

    ResponderEliminar
  40. El hombre cambió...y usted que antes era educado y saludaba..no lo saludó...

    ¿usted cambió?

    abrazo

    ResponderEliminar
  41. Todos cambiamos, yerba. No es un descubrimiento mío, ya lo decia el viejo Heráclito de Éfeso, y sospecho que no fue el primero.

    ResponderEliminar
  42. Yo soy la típica que diría "Poooobre, mira fulanito como terminó, y yo que le tenía tanta bronca"
    Si, si. Soy culpógena y que?

    Por otro lado: esto pasa por poner la oreja, uno se arriesga a escuchar cosas como esta. Ah! Los oídos sí tienen párpados, son la falta de atensión. :P

    Au revoir!

    ResponderEliminar
  43. Eso si, son la falta de "atención" con C, porque con S no funcionan.

    ResponderEliminar
  44. No, mi vieja, no es lo mismo. Los párpados funcionan de una manera involuntaria y refleja: cuando una partícula amenaza al ojo, algún mecanismo del cuerpo hace que se cierren sin siquiera pensarlo. En cambio la falta deliberada de atención es algo que debemos entrenar.

    Hay otra forma en la cual a veces nos protegemos los oidos, permitame sugerirle leer esto

    ResponderEliminar
  45. Si, ya había leído ese post, ya anduve recorriendo un poco su blog.
    Pero debe ser que yo tengo tan automatizada la falta de atención que funciona automáticamente. Y no se requiere ningún entrenamiento o evolución darwiniana. Solo con haber nacido como soy me alcanza.

    Au revoir!

    ResponderEliminar

Diga algo, ¡por favor! No puedo creer que con estas zonzeras haya perdido el habla, lector.

Le gustó? Lo siento. Quizás tenga mas suerte con otros artículos. Aunque lo más probable es que no.

Related Posts with Thumbnails