lunes, 3 de diciembre de 2012

Nandez

Íbamos en el auto, no importa adónde. En la radio sonaba algo, tampoco importa qué.
Desde el asiento de atrás la menor de las nenas pidió, como ya es costumbre desde hace unos meses, con una voz engañosamente dulce: "nandez, papá!". Como si no supiera que decía, por el puro gusto de regodearme en el triunfo, de hacerte morder el polvo de la derrota, le pregunté:
-¿Querés escuchar el hijo de Hernandez, mi amor?
-¡Ziiiii!!!
Y sonó, otra vez, "El hijo de Hernandez", de los uruguayos de El Cuarteto de Nos.

En tu cara. En tu verde y estúpida cara que salta y salta, sapo Pepe.

27 comentarios:

  1. Ah, pero qué buena noticia que me da, esto quiere decir que los chicos todavía poseen el don y el poder de elegir y decidir qué música escuchar!
    Espero que mi hija ande por este mismo sendero...
    Abrazos!

    ResponderEliminar
  2. Vea, intendente, no quiero contradecirlo, pero prefiero decirle la verdad: los chicos son seres humanos como usted y como yo, con una voluntad tan voluble como la suya o la mía.

    Si usted se lo propone y tiene la constancia suficiente, sus hijos van a escuchar lo que usted quiera y hasta proferirán, a voz en cuello, desaforados, los más terribles insultos a Topa, a Muni, al infeliz del ratón Mickey y al puto pato Donald.

    Pero nosotros no tenemos esa determinación y constancia, entonces la influencia del Disney Channel nos doblega, nos aplasta como una cucaracha. Además, a Disney Chanel nadie le pide que saque la basura a la calle, que arregle el depósito del inodoro, ni nadie le dice "dejá de torturar a los chicos con esa música de porquería"...Es una competencia desleal, pero a quien vamos a protestarle?

    Esto que cuento, fue un experimento que realicé y que pude hacer en el auto cuando la fortuna quiso que yo esté a solas con la peque durante el tiempo suficiente.

    Coraje!

    ResponderEliminar
  3. Le escribí recién pero parece que no salió. Le decía algo como:

    Tiene Ud. toda la razón en la teoría que le acaba de explicar al Sr. Intendente.
    En mi caso, cuando vamos en el auto le pregunto a mi hija mayor (3 años) que quiere escuchar y las respuestas son: Pop Maley, Los Lollin o Los Lamones.

    A Manuela le cuesta pronunciar la "R"

    Que bueno leerlo señor Viejex, un abrazo grande!

    Algo asi, puse. Chau

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sea así con su mujer. La mía tiene el gusto tan atrofiado como la suya y sabiendo que le gustan semejantes porquerías aprendí que debo respetar y aceptar eso. Además, si tuviera buen gusto nunca me habría dado pelota.

      Eliminar
  4. También debo reconocer la labor de mi mujer, que por desgracia les hace escuchar Shakira y alguna otra bosta latina.

    ResponderEliminar
  5. ¿No probó con ir cambiando a Disney por Paka PAKA en forma paulatina? Bah, digo yo, que suelo decir algunas boludeces en lo cotidiano.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ven bastante seguido Paka Paka. Es una porquería semejante a los otros canales, pero sin publicidades. No es poca diferencia, es cierto, pero no me alcanza.

      Eliminar
  6. Mire.....yo le vengo inyectando Floyd al pibe desde el embarazo. Vamos a ver que pasa. Muy buena victoria ( parcial) sobre el sapo Pepe. Abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y cómo va ahora que el invasor ya está entre nosotros?

      Eliminar
  7. Bien ahí! No hay que aflojar con esa lucha, el mío canta Par Mil, de Divididos completita, y alguna que otra de Bersuit. Es muy difìcil filtrarle las maestras del jardín, pero una buena recomendación es erradicar el sapo pepe del estèreo del auto. Pasan mucho tiempo ahì!

    ResponderEliminar
  8. Hola, paso a celebrar tambien la existencia de este blog, sin dejar de invitar a los mios (soy vago). Abrazo de blogger

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Jajaja. ¡Ella no es la hija de Hernández!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tal cual. Ella es una auténtica hija'e'tigre

      Eliminar
  10. ¡Sí, era el Principito!

    Aquí lo que Madame me contestó en su momento: «En tu "Tracción a sangre", hablaba del niñito rubio que se aparece en los desiertos cuando se te queda el auto, ese que vive en un planeta muy pequeñito. Lo mencionan en una novela francesa dedicada a Leon Werth cuando era niño. ¡A quién no le daría miedo semejante cosa!»

    Aquí lo que yo le contesté: «Dios, el Principito persiguiéndote por el desierto. Sí, da miedo, es verdad.»

    ¡Gracias por tus comentarios! Me alegro de que te guste lo que escribo. Comentá como gustes, de a tramos o al final del camino, siempre serás bienvenido.

    Al exhibicionista me lo volví a encontrar hace quince días, en un baño público. Y otra vez me pidió la hora. Ya me lo he encontrado tantas veces que no me lo creerían si lo escribo. Ni tendría gracia, porque esta vez sólo le dije: «¡Dejame de romper las pelotas, Guillermo!»

    Ya andaré por los pagos virtuales del señor Hundred para agradecerle la recomendación.
    ¡Abrazo y gracias por pasar!

    ResponderEliminar
  11. Las palabras varían según la traducción. La Biblia que yo tengo dice «raeré», y así lo prefiero.

    Raer, según la Real Academia Española, es: Extirpar enteramente algo, como un vicio o una mala costumbre.
    O como el hombre de sobre la faz de la tierra, agrego yo.

    Borrar lo hace cualquiera: vos, yo... Con una tecla de la compu.
    Raer, en cambio, sólo el todopoderoso.

    ¡Abrazo y gracias por pasar!

    ResponderEliminar
  12. Genia tu hija! Una diosa! El cuarteto es un sentimiento!

    ResponderEliminar
  13. Ojalá Padredemí hubiera influenciado algo de su gusto por la buena música, en vez de tener cuatro años y andar cantando Luis Miguel por la vida, como si fuera normal, gracias a Madredemi. Es tan triste.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me venga con esas cosas, le ruego. Le llevó miles de páginas a Freud convencer a todo el mundo su desafortunada idea de que todos los males del mundo, palabras más, palabras menos, son culpa de los padres...Nada de eso. Es similar a lo que hizo ese otro tarado, Sir Isaac Newton, que convenció a todo el mundo de la necesidad de que las cosas se atraigan y de buenas a primeras inventó el decreto de la gravedad ("ley" mis polainas, ningún congreso sancionó ese disparate). Hágase cargo de sus erróneas elecciones, Moncha querida. ¿O acaso fueron sus padres quienes le dijeron que caiga por estas playas? No, señora.
      Cayó por la gracia de Newton.
      Pero la culpa fue suya.
      Dicho esto, le doy la bienvenida.

      Eliminar
  14. Respecto a las matanzas de niños en la Biblia, más allá de las diferencias entre culturas, el tema es, principalmente, que todas estas historias no encajan con la idea que tienen los cristianos de Dios. Y, sin embargo, el texto de los cristianos se adjunta a estos textos, obviando las contradicciones.

    ResponderEliminar
  15. El pibe mío, 3 añitos él, me pide: "Papi, poneme 'dequeiqueiquei'", que no es otra cosa que "The KKK took my baby away", de Ramones, la banda preferida de papi, claro que sí.

    La vida es tan beia a veces.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sólo a veces es "tan beia". Hay uno que siempre dice que la vida es una mierda. Bueno, ahora debo decir casi siempre.

      Un placer recibirlo en este tugurio, mi viejo. Pero no me haga esto de caer de improviso. Una vergüenza, recibir visitas con estas chuzas...

      Eliminar
  16. ¿Desde cuándo el dueño del tugurio se peina para las visitas? El que se peina es el visitante, viejo.

    ResponderEliminar
  17. entro a conocer
    y usted tampoco escribe más?

    no , así no.

    voy a hacer una campaña para que sobrevivamos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanita!! bienvenida sea, mi vieja. No prometo nada, pero me gustaría escribir algo más seguido. No sé si estoy chocheando o me puse más exigente conmigo mismo pero las últimas cosas que se me ocurrieron para publicar me parecieron una porquería y fueron a parar al tacho de la basura. Lo más reciente que publiqué está en "men in blog", donde publico con otros 7. Algunos de esos usted los conoce. Tienen en común que son mucho más talentosos que yo. Por eso le recomiendo que se fije ahí para que se convenza que no dejé de escribir...pero que tengo buenas razones para hacerlo.

      Eliminar

Diga algo, ¡por favor! No puedo creer que con estas zonzeras haya perdido el habla, lector.

Le gustó? Lo siento. Quizás tenga mas suerte con otros artículos. Aunque lo más probable es que no.

Related Posts with Thumbnails